Fartuca

Así estoy, HARTA, en castellano, para que me entiendan los lectores de más allá de la frontera subpajariana, como dice mi compañera de curro Aitana Castaño. Y estoy fartuca en todas sus acepciones. Fastidiada y cansada. Con el apetito más que saciado porque no me entra ni un bocado en el estómago ni un vaso de agua. Y sobrada de estupideces, ya he visto y escuchado bastantes, de sobra.
Estoy fartuca de falsedades, de verdades a medias, de malas interpretaciones, de comentarios mal intencionados, de fotografías trucadas, de pinturas de brocha gorda, de palabras mal utilizadas, de renglones de vidas ajenas, de solidaridades mal entendidas, de injusticias, de héroes, de villanos, de buenos, de malos, de resentidos, de encantados, de figuras de primera línea, de personajes de segunda, de escenarios fastuosos, de rincones perdidos. Estoy fartuca.
Pero tengo fuerzas para capear este temporal porque alguien me ha recordado hoy que en esta vida hay muchas cosas buenas, demasiadas como para abandonarlas porque las nubes tapen el sol. Así que voy a soplar, fuerte, muy fuerte, para que vuelva a lucir y a reflejar lo mejor que me rodea, para dar lo mejor de mí, que es mucho, aunque nunca suficiente.

Quienes me quieren saben apreciarlo, con eso me basta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s