Madina

El 19 de febrero de 2002 sufrió un atentado de ETA, se quedó sin pierna y tuvo que abandonar el voleibol, su pasión y el deporte al que se dedicaba profesionalmente. Dos años más tarde se convertía en diputado socialista en el Congreso por Vizcaya. Por aquél entonces escuché una entrevista radiofónica que me llevó a escribir las líneas que recupero hoy para mi blog. Este jueves se habla mucho de él en los periódicos. Tiene mi edad, es apenas un mes y diez días mayor que yo, y sigo admirándolo. Su trayectoria en estos casi diez años en Madrid me ha demostrado que mantiene su coraje y sus ganas de un mundo mejor. Quién sabe qué le deparará el futuro, espero que mucho y bueno.

Escrito el 26 de abril de 2004

Una se levanta y pone la radio. Es esa necesidad diaria de saber qué pasa en el mundo, de asegurarse que no hay una noticia bomba que haga cambiar bruscamente la vida. O tal vez la esperanza de escuchar informaciones utópicas como que Ariel Sharon ya no es presidente de Israel ni Arafat de la Autoridad Palestina y que los jóvenes palestinos e israelíes se manifiestan juntos por la paz, dándole una lección a Bush y a Europa. Pero no pasa. La retahíla de disparos continúa y sin ir tan lejos, los escándalos financieros y las discusiones absurdas entre PP y PSOE, no paran.
Sin embargo hoy he escuchado la voz de la esperanza y el coraje. Por primera vez no he colocado en la estantería de personajes admirados a un adulto de 40 años, hoy más que a nadie, admiro a Eduardo Madina. Tiene sólo 25 años pero una bomba de ETA le ha hecho madurar bruscamente. Al menos eso se comenta. Yo creo que Madina ya era más maduro que muchos adultos antes de quedarse sin pierna. Lo era porque lleva mucho tiempo luchando por unos ideales que ha desgranado con absoluta coherencia en la entrevista radiofónica que he escuchado.
Sus palabras, sus convicciones, me han empujado un poco más adelante, me han inculcado más ganas de participar. Escucharle también me ha dado envidia porque me he percatado de mi pasividad durante todos estos años. Me alegro de que exista gente con la que comparto ideales que tengan el coraje suficiente de luchar por ellas.
Escribo ésto para afianzar la esperanza de que más jóvenes como yo se hayan contagiado del espíritu de Madina, dispuesto a continuar por la paz y por una sociedad mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s