Medallas

A todos nos gusta colgárnoslas, diría más, nos encanta que alguien nos las cuelgue porque así sentimos nuestro esfuerzo reconocido. Son el premio al trabajo llevado a cabo con tesón y energía, son el broche de oro a nuestra labor. Aunque hay que apuntar que muchos se las cuelgan sin que sean merecidas.

No es el caso de nuestros deportistas, de los que han venido con medallas de oro, plata o bronce desde Londres. Las suyas tienen un mérito mundial porque para lograrlas se han enfrentado a centenares de iguales a ellos que las buscaban con el mismo ahínco y vigor. Son su premio, su reconocimiento, su tarjeta de presentación para seguir adelante en ese magnífico mundo del deporte, sea cual sea, en el que no siempre vence ni el más rápido, ni el más alto, ni el más fuerte. Ni siquiera el oro se lo lleva siempre el que más lo merece.

Desde aquí mi reconocimiento a todos: a los bronces, a las platas y a los oros, y que disfruten de sus medallas, que no son de España, son suyas, personales y de los equipos. Son el fruto de su trabajo, un trabajo que tienen que desempeñar en un país donde el apoyo al deporte de alta competición deja bastante que desear. Pero, pese a todo, muchos no abandonan y consiguen el éxito.

Ojalá este éxito nos contagie a todos su espíritu de lucha y no sólo ese rancio orgullo patrio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s