Calor

“Sensación que se experimenta ante una elevación de temperatura”. Vamos, la que hoy siente España entera. Es agosto, verano, y tal vez no deba resultarnos tan extraño que haga calor. Más extraordinario sería ver nevar. Así que a disfrutar de un día de playa, de piscina, de río,… a remojarse se ha dicho, al menos todos los que estén de vacaciones o los que tengan un rato libre para hacerlo. Así, refrescándose, se lleva mejor. Además, por ahora, el agua del mar y el de los ríos es gratis, aprovechemos mientras dure.

Pero hay otro calor más interesante que el térmico, es el del entusiasmo. Ése hay que cuidarlo porque si lo perdemos se va la sal de la vida. Hay que afrontar cada segundo como si fuera el último, hay que poner en cada acción cotidiana las ganas necesarias para que no sean simples pasos en falso, hay que tener sangre en las venas y demostrarnos que somos capaces de todo lo que nos pongamos por delante. Si dejamos que ese calor se vaya de nuestro cuerpo, si el frío invierno se acopla en nuestros corazones y en nuestra mente, todo irá a peor.

Así que a templarnos, a mirar al horizonte con la frente bien alta y los termostatos subiendo. Sólo así podremos vencer el frío que intenta apoderarse de nuestras vidas congelando nuestras expectativas de que todo sea cada vez un poco mejor.

Yo al menos no lo quiero permitir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s