Rincones

Todos tenemos los nuestros, los favoritos, los que visitamos cuando queremos estar solos o acompañados, cuando queremos apartarnos de la marea diaria que va por las grandes avenidas de la vida. Cada uno cuenta con los suyos y cree que los tiene controlados, pero de repente podemos descubrir que hay infinitos y que todos guardan pequeños secretos o grandes recuerdos. 

Ayer yo redescubrí muchos rincones de la infancia, y ni siquiera los pisé, simplemente vinieron a mi memoria al viajar por una recta carretera de León. Porque dentro de esos infinitos rincones están los de la infancia, ésos que quedan marcados para siempre y que siempre vuelven cuando pasas cerca de ellos. Rincones de juegos, de amigos, de risas, de alegrías, de familia, de horas que pasaban sin darnos cuenta, de felicidad compartida, de vida, de mi vida, de una vida que si no contara con esos rincones no sería la mía.

Y en cada uno un recuerdo, un olor, una fecha, un momento, detalles que se presentaron en mi cabeza con total claridad, con toda la precisión del mundo, como si estuviese volviendo a pasar todo en ese momento. Esas sensaciones te llenan de nostalgia, de morriña, pero me reconfortan conmigo misma. Porque la memoria es un gran tesoro, además suele ser selectiva y siempre despierta primero lo positivo. El de ayer fue un buen viaje, disfruté de un día de sol, de la amistad, de la familia, pero sobre todo, volví a mis veranos de antaño. Para esos veranos y para todos los que compartieron conmigo algún minuto de aquéllos maravillosos días, un fuerte abrazo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s